jueves, enero 11, 2007

Entrevista sobre Nanotecnología y Construcción

Entrevista en la Revista "Dinero", Diciembre 2006

Desde el punto de vista económico, ¿cómo va a afectar a la
construcción una futura aplicación de la nanotecnología?


A corto plazo es presumible que aparezcan productos asociados a los
avances en nanomateriales (pinturas, revestimientos), y otras vertientes
(sensores, materiales autolimpiables tales como cristales, materiales
autoreparables o resistentes al desgaste, herramientas de diagnóstico,
ahorros energéticos, etc). También son prometedores los desarrollos
potenciales de materiales de construcción básicos con prestaciones más
potentes (acero, etc.) Sin embargo, el alcance de esta fase en la que nos
encontramos actualmente -y que perdurará aún bastantes años- tendrá un
alcance limitado con impactos puntuales y mejoras progresivas en el
rendimiento de materiales muy específicos. Otra cosa es pensar en un
horizonte a más largo plazo en el que se solucionen problemas muy complejos
de la nanociencia y la nanotecnología molecular, en esta fase las
posibilidades serían ilimitadas y no sólo para la construcción.

-¿Aproximadamente cuanto tiempo habrá que esperar para que la
nanotecnología en la construcción sea rentable?


La producción de nuevos materiales en los que interviene alguna suerte de
técnica nanotecnológica puede ser perfectamente rentable en la actualidad. Y
como cualquier avance tecnológico potencialmente relevante, el sector de la
construcción debe estar al día en estos temas evaluando la aplicabilidad y
rentabilidad de nuevos materiales o productos. Ahora bien, si hablamos de
la revolución nanotecnológica de tipo drexleriano, los expertos no se llegan
a poner de acuerdo en los plazos. Algunos escépticos hablan de más de 20
incluso 30 años, los más optimistas señalan diez años. En todo caso, de
alcanzarse las prediciones y potencialidades de la nanotecnología molecular
la espera habrá merecido la pena... Un sector como la contrucción quizás
deberá redefinirse de arriba a abajo. Cambiará radicalmente la foma de
construir, los materiales a emplear, sus prestaciones, etc. Es difícil
aventurarlo, hacerlo podría parecer un ejercicio de ciencia ficción, pero no
habrá construcción sin nanotecnología.

- ¿Es un buen negocio para invertir?

La nanotecnología es probablemente una inversión a largo plazo pero
también con resultados potenciales específicos a corto. Está considerada la
próxima "nueva ola tecnológica" con un alcance superior, según algunos
especialistas, a Internet y la sociedad de la información. La inversión
actual tiene fuertes componentes de investigación básica, pero con avances
en aplicaciones concretas muy prometedoras. Es aquí donde algunas empresas
internacionales, invirtiendo fondos oficiales y de capital-riesgo, están
logrando patentes en campos muy diversos con explotación rentable de algunos
productos en los mercados actuales. La nanotecnología requiere de
planteamientos interdisciplinares y de una colaboración activa entre la
investigación básica (universidades y otros centros) y la aplicada
(empresas). Sería importante que desde esferas gubernamentales se potenciara
una una mayor colaboración universidad -empresa a todas luces imprescindible
en este campo, como base para facilitar la inversión. Con estas premisas,
quizás sea un buen negocio para invertir en estos momentos... A largo plazo,
ni la menor duda de que será el mejor negocio para invertir.

- ¿Cómo cree que las empresas constructores recibirán esta nueva
tecnología?

Probablemente los avances serán lo suficientemente progresivos como para
concienciar a las empresas constructoras de que sus incrementos en la
competitividad, productividad, abaratamiento de costes dependerán de su
grado de asimilación de los avances en nanotecnología. Sin embargo, la fase
más avanzada quizás requiera de esfuerzos mucho más importantes a la hora de
asimilar un salto tecnológico de una extensión ciertamente fuera de una
comprensión actual, por tanto muy difícil de predecir. La formación de
especialistas en nanotecnología aplicada a la construcción será fundamental.
Será un recurso imprescindible para tomar decisiones tecnológicas y
empresariales correctas.

Entrevista a Andrés Pedreño en la Revista Dinero.
Ver: Nanotecnología aplicada a la Construcción en Dinero.

1 comentario:

Carlos dijo...

A mí no me cabe la menor duda de que las
low cost han revolucionado el mundo del transporte y los viajes y que, a la larga, acabarán robando la mayor parte de la cuota de mercado a las aerolíneas tradicionales, que se mantendrán gracias a un perfil de usuario de clase más elevada.