lunes, abril 03, 2006

Nuevos enfoques en las tecnologías educativas

VIRTUAL EDUCA 2004, 16-18 de junio de 2004, Barcelona, España
INNOVACIÓN, ESCENARIOS Y DESAFÍOS EN LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO
_______________________________________

Lecciones aprendidas y nuevos enfoques en el empleo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa

Andrés Pedreño Muñoz , junio 2004.



Sería prudente empezar por la vieja conclusión socrática que nos obliga a una sincera toma de conciencia de la complejidad del tema que abordamos y señalar aquello de que " sólo sé que no se nada". Lo cierto es que llevamos años aprendiendo y aplicando con mucho empeño numerosas enseñanzas recibidas y los usuarios siempre nos sorprenden rectificando en la práctica lo que instituciones educativas de ámbito mundial, proponen.

Tras estos años de rápidos cambios, Internet como medio de comunicación está en un auge intenso, laborioso; en una prosperidad no especulativa[1]. Eso no ha ocurrido antes con tanta intensidad en relación con otra tecnología educativa. Es decir, a diferencia de otras tecnologías, Internet es capaz de evolucionar y marcar sus propias reglas. Hoy, no nos sorprende afirmar que, por primera vez en el mundo de la educación, son los alumnos los que marcan el paso en la utilización del medio y probablemente, acaben por definir su metodología y alcance.

El tema que nos ocupa es de crucial importancia para el futuro de la educación, su calidad y extensión a los segmentos más desfavorecidos o más carentes de la misma y abre unas expectativas metodológicas inimaginables hace tan solo una década. Hay razones para sentirse optimista y pensar que bien merece nuestro esfuerzo y atención.


En el análisis que sigue a continuación me centraré brevemente en las lecciones aprendidas derivadas de algunas experiencias recientes; seguidamente haré una valoración de algunos nuevos enfoques; finalmente, hablaré de la necesidad de apuntar hacia soluciones, ya presentes en el ámbito educativo, pero quizás necesitadas de una mayor proyección.


Lecciones aprendidas


La principal lección que hemos aprendido durante estos años es que Internet como medio de comunicación sigue con su pujanza y dinamismo. Nunca otra tecnología educativa ha mostrado una vitalidad con la globalidad y empuje que posee Internet. En un camino no exento de dificultades, algunos ambiciosos proyectos han sido abandonados recogiendo experiencias y enseñanzas de sumo interés.


En los últimos años hemos presenciado la aparición de numerosos proyectos que apostaban por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, impulsados por consorcios de prestigiosas universidades y centrados en gran medida en el campo del e-learning. Recordamos algunos:


AllLearning con universidades del mayor prestigio internacional: Oxford, Stanford, Yale y Princeton…. es muy reciente creación y ya enfocado con algunas de las enseñanzas recogidas de experiencias en este sector.

Universitas21 (Universidad de Virginia con 20 universidades más, entre ellas algunas asiáticas), como otros, han redefinido su estrategia..

UNext, un consorcio de 5 universidades de gran prestigio (Columbia Business School, Stanford University, Carnegie Mellon University, London School of Economics and Political Science, University of Chicago Graduate School of Business) que ha creado Cardean University.
Fathom, experiencia fallida del mayor interés, impulsada por Columbia University, Chicago University, Michigan University, London School of Economics, British Museum, New York Public Library, Cambridge University Press…

The African Virtual University un ejemplo de consorcio en un ámbito geográfico en vías de desarrollo financiado por el Banco Mundial presente en 17 países africanos.

UKeU, una iniciativa que sustituyó a eUniversity impulsada por el Gobierno Británico hace dos años. UKeU. Tras realizar fuertes inversiones y redefinir su estrategia en dos ocasiones, ha anunciado recientemente su intención de concluir definitivamente el proyecto. Doce de las mejores universidades británicas ofrecían cursos (incluyendo Oxford y Cambridge).

Universia agrupa a 760 universidades socias en diez países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Perú, Portugal, Puerto Rico y Venezuela). Su formación en línea se eleva ya a más de 1.000 cursos pertenecientes a unas 120 universidades, aunque su concepción sobrepasa con creces la de una oferta de enseñanza en línea, configurándose como un auténtico portal universitario que recoge noticias especializadas, recursos, herramientas, servicios, etc.

La mayor parte de estas experiencias pone de relieve algunos aspectos de gran interés. Trataré de sintetizarlos:


1. El cambio cultural que facilite un acceso masivo y permanente hacia la formación en línea, así como el empleo en general de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa, es un proceso lento y complejo en el que los usuarios van a desempeñar un papel predominante.


2. Se consolidan más rápidamente nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa desarrolladas para apoyar actividades docentes presenciales que aquellas propuestas encaminadas a la educación a distancia con complicadas y costosas plataformas tecnológicas. No obstante, hay que tomar en consideración que no siempre las universidades han interpretado con la suficiente flexibilidad y rapidez las preferencias de los usuarios alumnos. Su oferta se ajustaba a viejos patrones convertidos para las nuevas herramientas. Podríamos afirmar que nos cuesta entender el medio, en los términos en los que lo hacen los usuarios. La demanda local es altamente “cautiva” en el territorio pero en absoluto lo es en Internet.


3. En coherencia con el necesario cambio cultural, los alumnos marcan constatadas preferencias por cursos cortos, herramientas de fácil y rápido acceso y diseño. Opta por la gratuidad, aun a sabiendas de una menor calidad, pero concientes de que la red ya facilita una oferta de contenidos muy considerable. Su demanda actual está más cercana a una Biblioteca de Objetos de aprendizaje que a la de cursos formales de aprendizaje en línea.


4. En todo caso los ritmos de crecimiento y los nuevos hábitos de los usuarios hacen presagiar una considerable expansión del uso y demanda de las nuevas tecnologías.


5. Las ofertas locales quedan perdidas en la inmensidad de la red, logrando un posicionamiento débil a través de los grandes buscadores –salvo ofertas muy especializadas- y poniendo de relieve la necesidad de unir esfuerzos para sacar provecho de las nuevas tecnologías.


De alguna forma los usuarios nos están indicando la necesidad de un mayor grado de realismo a la hora de aceptar la enorme potencialidad de las prestaciones de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa. La exigencia de superar etapas y procesos de maduración y una adaptación al cambio cultural que se propone.


Los proyectos que han volcado su atención hacia otros “segmentos del mercado”, tales como la formación adulta o la formación corporativa también recogen en parte este tipo de enseñanzas, aunque quizás convenga referirnos también brevemente a alguna de estas experiencias.



El reto de la formación adulta


Si seguimos tomando el e-learning como referencia de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa conviene referirnos a algunos casos que ponen énfasis en la formación adulta. Este es el caso de la University of Phoenix Online (UPOX). Su análisis nos sugiere si realmente estamos poniendo énfasis en el segmento del mercado que socialmente está más necesitado de atención.


La experiencia de la UPOX está dirigida preferentemente a la educación adulta en Estados Unidos tuvo incursión pionera en este mercado. Ya en los ochenta ofertaban cursos en línea, aunque su oferta tardó tiempo en tener éxito, aguantaron las pérdidas de los primeros años y tuvieron la oportunidad de absorber el crecimiento de la formación virtual en los noventa. A finales del año pasado, según algunas fuentes, el 13% de los 500.000 estudiantes en los EE.UU. que estudiaban un curso en línea, lo hacen con Phoenix.[2].


Es importante señalar que se ha logrado con tecnología muy básica. Mientras que muchos de sus competidores entraban en el mercado de e-learning con contenidos y plataformas digitales que deslumbraban al usuario, Phoenix ofrecía un formato texto básico, cuya descarga es rápida y fácil incluso desde módems tradicionales. Durante los últimos 3 años, la University of Phoenix Online (UOPX ) ha logrado aumentar el valor de sus acciones en un 557%, haciendo que logre el puesto 17 en el ranking 2003 de las 100 mejores empresas tecnológicas y el puesto nº 2 en el de mejores empresas de Internet según Business Week.

En cuanto al futuro, algunos especialistas sostienen que el mercado de formación en línea experimentará un fuerte crecimiento durante los próximos años en todo el mundo. En los EEUU hay 70 millones de adultos trabajando que no tienen un título universitario y esta cifra es muy superior en el resto del mundo. Según algunos analistas del mercado financiero, se espera un incremento espectacular de matrículas en Phoenix Online, ya que según estudios realizados en los EEUU, al menos la mitad de los estudiantes en formación post-secundaria utilizarán un día Internet para obtener un título universitario.


¿Se confirmarán estas predicciones? Lo cierto es que las estrategias de consorcios de grandes universidades para atender este mercado siguen algunas activas y algunas con serios problemas. A la redefinición de proyectos como Universitas21, Unext… se han unido otros nuevos como los de AllLearning con nuevas ideas e intentando superar viejos enfoques. Por el contrario, otros como UKeU con una inversión del gobierno británico de 62 millones de libras, tras redefinir su anterior proyecto eUniversity, no han logrado una mínimas expectativas que justificaran su continuidad, uniéndose a otras experiencias como la de Fathom.

Del análisis de los más potentes consorcios de universidades para ofrecer e-learning universitario se deduce que nuestras universidades iberoamericanas no pueden afrontar esta cuestión de manera individualizada, salvo las excepciones temporales de aquellas que tienen una posición muy privilegiada y de liderazgo absoluto en cada país.

Esta percepción está siendo recogida por muy recientes proyectos como Wun (Worldwide Universities Network,)[3] cuyo enfoque va aproximándose a la concepción de un portal, tratando de distanciarse de las experiencias fallidas de Fathom y UKeU


No hay que olvidar las lecciones derivadas de la crisis que ha afectado a este tipo de proyectos. Esto es, la necesidad de que las universidades comprendan que el proceso de aprendizaje en línea lleva consigo mucho más que la simple transferencia de cursos del aula a Internet[4] y que nos lleva de forma ineludible a identificar inteligentemente las necesidades y preferencias de los alumnos en un mercado global en el que se van desvaneciendo barreras.


En resumen, el e-learning sigue vivo y con expectativas crecientes. Lo importante es aprender las lecciones de los fracasos que se han producido evolucionando y adaptándose a las exigencias del consumo, de los usuarios. Este sería el caso por ejemplo de la creciente importancia de la formación que combina aspectos presenciales y virtuales "blended learning" un paso intermedio que permite ir aprendiendo a evolucionar hacia un medio más virtual.



Nuevas soluciones nuevos avances


Internet sigue avanzando en la superación de retos tecnológicos y en prestaciones que los usuarios aceptan y van consolidando en todo el mundo. Algunos de los avances tienen implicaciones muy favorables para las tecnologías educativas. Vamos a ocuparnos brevemente de las metas tecnológicas que Internet alcanzará muy a corto y medio plazo.

a) Avances generales

o Las redes inalámbricas. El éxito y expansión de las tecnologías wireless está siendo determinante de una forma de entender Internet, donde ordenadores portátiles muy potentes y de reducido tamaño, propician una conectividad fácil y cómoda desde muchos puntos de acceso (casa, hotel, trabajo, universidad, centros oficiales…) sin que el usuario tenga que hacer complejos cambios más allá de encender su portátil.


o Ancho de banda. La velocidad de la red ha sido uno de los caballos de batalla para poder acceder a servicios de alta calidad relacionados con la tele-enseñanza, telemedicina, tele-trabajo, videoconferencias…. En la actualidad la expansión de las ADSL auto instalables en hogares, las redes experimentadas en las universidades (Internet2, en algunos países[5]) e incluso el acceso vía satélite en las zonas más favorecidas, proporcionan un marco muy favorable para la expansión del consumo masivo. Estas tendencias se van a ver reforzadas con las conexiones PLC (Power Line Comunications) es una tecnología basada en la transmisión de datos utilizando como infraestructura la red eléctrica) En síntesis, la banda ancha incrementará significativamente el número de usuarios y notablemente la calidad de las conexiones, absorbiendo más tiempo del usuario en la frecuencia y la duración de su conexión habitual[6].

o La convergencia creciente entre la telefonía móvil, ordenador e Internet como plataforma de comunicación. La extensión de los teléfonos móviles y su incursión en la navegabilidad y acceso a la información de la red fortalecerá a Internet y la capacidad de los usuarios de encontrar en él un medio a la medida de sus necesidades en cualquier momento y lugar.

o La sindicación de contenidos. La cantidad de información en la red tiende al infinito en contrate con el limitado y valioso tiempo de los usuarios debía generar algún elemento de racionalización tecnológica. Si actualmente el usuario va a la información, con el etiquetado XML y la sindicación de contenidos RSS[7] la información va al usuario. Esto es permite acercar de muy diversas formas la actualización relevante para cada usuario. Especialmente, estoy convencido, de que la sindicación de contenidos tendrá un importante impacto en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa[8]. En esta misma línea, hay que situar lo que podríamos denominar “la información inteligente” [9] derivada de las contribuciones de las webs semánticas y su papel en la clasificación, descripción y estructuración de la información, con el fin de que el usuario pueda recuperarla, manejarla y comprenderla de forma sencilla.


No solamente el progreso de la tecnología es una condición suficiente para que hablemos de otras condiciones más favorables. Hay que destacar además:

· La madurez del mercado y el poder del usuario. Se puede afirmar que la actual etapa de madurez de los usuarios de Internet y sus actitudes en el medio fortalecerán el papel de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa. Internet es un sistema abierto, cuyos avances tecnológicos llegan a la mayoría de campos sectoriales, incrementando la concurrencia de todo tipo y haciendo mínimas las barreras de entrada. Se produce cada día un incremento espectacular en la información disponible, dando mayor poder a los usuarios en general, como una de las claves fundamentales que hay que tomar en consideración.

· Los Blogs como herramienta de participación masiva. El poder de los usuarios y su actitud participativa es un factor decisivo para favorecer su aceptación como medio principal y para la consideración preferente de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa. Los usuarios no deben ser sólo consumidores, deben sentirse productores para que Internet como medio alcance el papel que potencialmente le corresponde.


b) Contribuciones y avances en el ámbito universitario.

No debemos olvidarnos de que la contribución de las universidades está siendo activa en algunas vertientes que pueden favorecer el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa:

o El tratamiento de las grandes masas de información en bases de datos, su almacenaje, clasificación, búsqueda... Estos desarrollos, aplicables por ejemplo a las Bibliotecas Digitales o las Bibliotecas de Objetos de Aprendizaje,. El liderazgo universitario en los etiquetados estándar XML, en los algoritmos de búsqueda, la estabilidad de las plataformas y el tratamiento de futuras innovaciones (bases de datos con ordenadores instant-on) propician un marco muy destacado de nuestro ámbito universitario.

o Desarrollos de software y hardware específicos. La extensión de la actividad científica proporciona ventajas muy sustanciales en el desarrollo de prototipos de laboratorio con funciones extraordinariamente diversas. A corto plazo, hay perspectivas comerciales múltiples proyectos:

§ Hardware para edición electrónica. Los desarrollos comerciales pioneros con una aceptación en el mercado muy limitada están teniendo continuidad con propuestas mucho más potentes y adaptadas a las preferencias de los usuarios.
§ Sistemas de edición en línea. También este campo no ha hecho nada más que empezar y las perspectivas de nuevos desarrollos revolucionarán en gran medida las incipientes propuestas existentes en esta materia[10].

o La alternativa del software abierto (open source software) como base para una oferta más competitiva. Las universidades están aportando soluciones competitivas sobre la base de desarrollos Linux que permiten contrarrestar, con alternativas de calidad, las ofertas del mercado a precios exageradamente altos[11]. Este campo está constituyendo un movimiento internacional de cuya relevancia nadie duda[12] y que algunos gobiernos locales y grandes empresas de hardware están tomando como base de su estrategia comercial y productiva…


Nuevos enfoques

La propuesta del MIT y su OpenCourseWare: una forma de entender Internet y el papel de las universidades en la sociedad de la información y el conocimiento.

Las enseñanzas y nuevas aportaciones tanto tecnológicas como de posibles modelos están dando como resultado nuevos enfoques.

El Presidente del MIT Charles Vest anunció al mundo universitario hace cuatro años que su prestigiosa universidad apostaría por abrir sus cursos y materiales permitiendo que todos los usuarios del mundo pudieran tener acceso libre y gratuito. Nacía OpenCourseWare (OCW). Las noticias recientes sobre este proyecto: 700 cursos abiertos en Internet, una previsión de alcanzar los dos mil cursos en el 2008 y una extensión mundial que abarca ya los cinco continentes.

Hay que poner de relieve la importancia del propósito de Vest de compartir materiales educativos libre y abiertamente. Textualmente su objetivo es: “crear un modelo que otras universidades puedan seguir y mejorar, esta generando un movimiento cada vez mas participativo en favor de abrir el conocimiento y el aprendizaje a la sociedad en general, rompiendo limites y fronteras”. Es un beneficio tangible de la globalización. Quizás esta debió empezar por este camino.

No se trata únicamente de una mera difusión mundial de unos cursos (por mucho que estos vayan avalados por el MIT y su calidad y atractivo sea incuestionable), sino de una iniciativa que representa en realidad la implantación de una filosofía ética de un enorme alcance y que las universidades tienen la responsabilidad de liderar en la sociedad actual.


El modelo Universia


Universia, con una red de 760 universidades suscribió un acuerdo con el MIT para apoyar una visión que sin duda favorecerá notablemente el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativas en nuestros ámbitos territoriales y, especialmente, la brecha digital.

Las líneas que definen el modelo Universia podríamos resumirlas en los siguientes puntos:

Un portal universitario. La concepción de contenidos y servicios en sentido amplio, de forma que vertebre la creación de una gran comunidad universitaria unida por lazos históricos, lingüísticos y culturales en general[13]. Proyectar la información universitaria de todo tipo (noticias, investigación, extensión universitaria…) se convierte en un mecanismo básico para asegurar un cambio cultural acelerado hacia las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa en el que se atiende a las preferencias del usuario dinámicamente.
La canalización conjunta de una oferta educativa relevante: más de 1.000 cursos pertenecientes a 110 universidades y que pueden fácilmente llegar a ser más de medio centenar en los momentos actuales.

La creación de herramientas sencillas que permitan aprovechar el potencial de la red universitaria a favor del uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación educativa (Buscadores especializados, Bibliotecas de Objetos de Aprendizaje, Messenger, Blog, Sindicación de contenidos…) con una implicación muy activa de los usuarios.
Recomendación de gratuidad y de facilidad de acceso a los usuarios, identificación de preferencias de estos por segmentos. Desarrollo de iniciativas que tiendan a favorecer la interactividad y acceso del usuario a través de múltiples servicios[14].
Potenciación de los recursos de apoyo a través de Bibliotecas de Objetos de aprendizaje de las universidades y la generación de tecnologías que permitan la compatibilidad de búsquedas conjuntas y acceso.

Favorecer la innovación y el desarrollo de herramientas y programas especializados a través de trabajos de colaboración entre las universidades y bajo la filosofía del código abierto.
Aprovechamiento de las sinergias que se derivan de la existencia de una gran red y de las demandas y múltiples ideas y planteamientos que se generan en los 10 países en los que están actualmente.

Proyecto abierto a la colaboración activa con aquellos otros proyectos de excelencia que se desarrollas en el ámbito mundial[15]



Nusvos enfoques en las tecnologías educativas- Notas del texto:

[1] . Como la de sus primeros años, con proyectos en muchos casos improvisados, carentes de fundamentos y con una mucho más base débil.

[2] Además, Phoenix ingresaba una tercera parte de todos los ingresos generados por el mercado de formación en línea en todo el país, porque su experiencia y reputación le permite cobrar tasas más altas que sus competidores.

[3] . Consorcio norteamericano- británico con dos grandes universidades chinas http://www.wun.ac.uk/)

[4] . Puede encontrase en una edición especial de The Chronicle of Higher Education Distance education.

[5] . Algunas universidades viven el Internet del futuro con redes capaces de enviar un billón de bytes por segundo, esto es, de 10 a 100 veces más rápido que las redes normales. Por ejemplo, a esta velocidad, se puede descargar todo el contenido (texto y multimedia) de una enciclopedia en CD-ROM en solo 6 segundos o toda la obra de Shakespeare en 0.20 segundos. Las implicaciones para la formación a distancia, video conferencias y otras aplicaciones son obvias.

[6].Según Business Week Online, http://www.businessweek.com/magazine/content/03_25/b3838622.htm los usuarios de Internet pasan 60% más tiempo navegando en cuanto adquieren una línea de banda ancha, y gastan un 29% más cada año.

[7] RSS 2.0, Dave Winer (The Berkman Center for Internet & Society at Harvard Law School)

[8] Ver: http://ts.mivu.org/default.asp?show=article&id=2010 el trabajo: RSS: The Next Killer App For Education by Mary Harrsch.

[9] Término acuñado por Prof. Pedro Pernias, Universidad de Alicante.


[12] . Es posible encontrar en la red manifiestos formales de apoyo al open software, hasta el punto de ser calificado de “movimiento social”. Algunas propuestas van dirigidas a la promoción del open source como estándar para el ámbito universitario (ver por ejemplo, Linux in Higher Education: Open Source, Open Minds, Social Justice (Bryan Pfaffenberger de la University of Virginia). Hasta el MIT se ha unido en el objetivo de crear una comunidad de “open source”. Por no hablar del ABCD group de la Harvard University. Por otra parte, The Stanford Project on the Economics of Open Source Software (Stanford University) ha creado un documento dirigido a The National Science Foundation sobre la organización económica y viabilidad del software de código abierto (Economic Organization and Viability of Open Source Software). Y hasta en la National Coordination Office for Information Technology se recomienda al gobierno que lidere y apoye este movimiento a través de una comisión de estudio del tema…

[13] . Con un planteamiento de vocación claramente iberoamericana.

[14]. Esta política va acompañada de posiciones muy activas del programa de universidades del Grupo Santander, a favor de la lucha contra la Brecha Digital, coparticipando activamente con organismos e instituciones nacionales y supranacionales.

[15] Podríamos citar, aparte del MIT, acuerdos con Banco Mundial, Science (Next Wave), Wharton (Universia Wharton@Knowledge, Microsoft…

Fotos del campus de la Universidad de Alicante

1 comentario:

indoecente dijo...

Interesante blog.

Leyendo esta entrada recuerdo una noticia de hace pocos días que es de interés: ha cerrado alllearning.
http://www.educationnews.org/gen/alllearn.htm